Y se terminó 2018 (lo mejor, peor y mucho más)

Mieres, 26 de Diciembre de 2018

Queridos lectores:

Es para mi un honor despedir este año con un pequeño resumen de lo mejor, de lo peor y alguna que otra cosa más que he jugando en este 2018. El limitado numero de partidas ( menos de 150) hizo que esta entrada estuviera en el aire hasta ayer mismo, con la cantidad de títulos que salen cada año a la venta y las pocas partidas que he jugado no he podido rascar nada mas que la superficie y es probable que los juegos buenos de verdad no hayan pasado por mi mesa y espero que los malos de verdad tampoco.

1º Las estadísticas:

  • 52 juegos diferentes
  • 3 juegos con 6 partidas o mas
  • 25 juegos con 2 – 5 partidas
  • 24 juegos con 1 unica partida

2º Lo peor:

  • Fallout: Después de una primera partida bastante buena, la manera de terminar la partida fue lo único que no me gustó, llegó una segunda que fue lo mas parecido a una condena. Los textos de ambientación (hay millones) están bien al principio, sobre todo si eres fan del videojuego, pero según pasa la partida pecan de ser muy repetitivos. La manera de resolver los encuentros, las misiones y los combates es tirar 3 dados y realizar las repeticiones que puedas. Cumplir misiones y realizar encuentros es la parte central del juego y lo que te hará ganar la partida y puede que en uno de tus turnos intentes cumplir por dos veces una misión y falles estrepitosamente en las sucesivas tiradas.
  • Bridges to Nowhere: Típico producto de KS, un arte que llama mucho la atención y un juego que hace aguas por todos lados (chistaco). Un filler de colocación de cartas para crear un puente mejor que el de tus rivales pero que a la segunda partida se te queda corto. Sigo pensando que dura demasiado poco, un par de rondas mas y tendrías una sensación de desarrollo en la partida. Ojo a al anverso y reverso de las cartas porque se puede confundir.

3º Ni fu ni fa:

  • Rising Sun: El sucesor espiritual de Blood Rage no ha llegado a calar en casa. El anterior título me sigue pareciendo muy superior en todos sus aspectos. La negociación (no me gusta demasiado) hace que la partida pueda pararse demasiado. Las batallas están muy bien pensadas pero me parece que el dinero es muchísimo mas importante que la cantidad de fuerza que tengas en las diferentes regiones.

4º Lo mejor:

  • Brass: Birmingham: La versión 2.0 del clásico de Martin Wallace ha gustado mucho a los jugones, quienes lo consideran un paso mas del primer juego. No los puedo comparar ya que jugué a Brass en mis inicios y solo recuerdo que me dolía muy mucho la cabeza en cada turno. (cosas de no leerte las reglas e ir a las sesiones a lo que surja) Con dos partidas este Birmingham se ha convertido en uno de mis favoritos del año, con muchas ganas de seguir jugándolo en 2019.
  • Spirit Island: Creo que no hay que contar mucho sobre este juego cooperativo, a principio de año lo jugué mucho y me sigue flipando a día de hoy. El juego no perdona y cada partida, a pesar de que los enemigos llegan a la isla, construyen y pelean con un mazo de cartas irrisorio cada partida es distinta a la anterior. Los distintos espíritus y sus sinergias hacen que el juego no tenga fin, siempre puedes probar una táctica diferente. El juego brilla de 1 a 3 jugadores y a 4 requiere que todos los jugadores sean experimentados, sobre todo si no quieres echar la tarde expulsando al malvado invasor, que puede estar muy bien pero se hace pesado.
  • Root: El vencedor absoluto en la Mayacina, el juego de Cole Wehrle ha triunfado con todo tipo de jugadores, aun siendo un juego muy asimétrico, que todas las facciones ganen de la misma forma, llegando a 30 puntos o cumpliendo una carta de dominación, y que la manera de sumar esos puntos se haga en gran medida igual para todos, solo se diferencia las puntuaciones de construcción, hace que la entrada al juego no sea difícil del todo. Controlar bien cada facción es harina de otro costal, y para disfrutar al 100% del juego es básico que todos controlen bien que hacen y que no sus rivales. Todas y cada una de las diferentes facciones son muy divertidas y a día de hoy no podría decidirme solo por una. Quizá la Marquesa me aburra algo mas ahora pero también es con la que mas he jugado.

5º Y en 2019:

  • Llegar, o intentarlo a 200 partidas.
  • Retos 5×5 semestrales. Ya que no voy a llegar ni de coña a 10 partidas a un mismo juego la idea que tengo es realizar retos semestrales de 5 partidas a 5 juegos distintos.

Sin otro particular, se despide. Atentamente…

Fdo: @cadizestocolmo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s