Lugar: Una casa rural entre Grado y Trubia

Participantes: 12+1 personas estupendérrimas.

Duración: Un fin de semana lleno de partidas, cervezas, risas, charlas de todo tipo, paninis y pollo cocinado a baja temperatura en horno de gas.

Aunque lleve bastante tiempo en este hobby hasta el año pasado no había salido de mi zona de confort, cosas de tener un grupo fijo de juegos de mesa, el año pasado por fin le puse cara a Gixmo y conocí a mucha buena gente del club Semper Ludens, del que ahora formo parte, y en septiembre me apunte a las Asturlúdicas conociendo a mucha gente del mundillo a la que seguía desde hace muchos años.

Este fin de semana nos juntamos a darle fuerte a los juegos de mesa unos cuantos del club + asturlúdicas en las brillantemente denominadas GixmoCon. Este es un pequeño relato de mis partidas.

Tin Goose

Juego económico de subastas, muchas, y creación de rutas en la era de oro de la aviación comercial en los Estados Unidos. Todos los jugadores comenzamos con una compañía idéntica, una pequeña flota de aviones y 5 “malus” que deberemos quitarnos de encima. Al final de la partida aquel que más dinero tenga será el ganador.

Creo que era el único que ya había jugado al juego y se demostró al final de la partida, quedando último con mucha diferencia. Tanto Mishi como yo optamos por la estrategia basada en el mercado internacional y Jesus, a la postre vencedor, optaba por situarse en el mapa separado del resto de jugadores, que era la estrategia buena de verdad. A parte de las cartas de flota, el juego tiene 3 tipos de eventos que son los que verdaderamente decantan la partida. Un único evento jugado en el momento justo puede echar al traste tus opciones de victoria. Como siempre con Tin Goose las risas y puñaladas estuvieron presentes y a todos nos encantó la partida.

Indonesia

Mi único estreno, el juego echo a base de componentes que los chicos de Splotter se pillan en el mercado de los domingos de Rotterdam. Cuando te enfrentas a un nuevo juego de complejidad alta pueden suceder tres cosas, que el juego te haga click durante la explicación, durante la partida o nunca. En mi caso, sucedió durante la partida aunque nunca estuve cerca de ganar, quedé en segundo lugar pero ni jugando 30 rondas habría ganado.

El juego me gustó mucho y tengo ganas de volverlo a jugar. Algo que ahora mismo me chirría o que no consigo de verle la gracia es las fusiones, porque esa fase del juego no se termina cuando todos los jugadores han tenido opción a proponer una fusión entre cualquiera de las empresas de la partida.

Max se llevó el gato al agua al ser el primero en fabricar microondas e inundar las ciudades de sus productos.

On Mars

Antes de empezar con como fue la partida quiero lanzar una pregunta a los lectores. ¿Es On Mars una ensalada de puntos? No al estilo Feld, pero muy parecida a la del Great Western Trail. En la foto se puede ver que hay 7 puntuaciones distintas al final de la partida.

Esta vez quise aprovechar al máximo los viajes del transbordador y quitando un par de turnos al final siempre que había viaje, me montaba para subir o bajar de la órbita. Estuve delante durante toda la partida aprovechando las puntuaciones de cuando sube el nivel de la colonia. Mi estrategia principal estuvo basada en subir las tecnologías y sumar puntos teniendo muchos trabajadores al final. Dejé de un lado a los especialistas y eso hizo que Jesús ganara al final por 4 puntos.

Voy a seguir jugándolo porque me divierte y me parece muy temático, pero no lo voy a volver a explicar más y jugaré con gente que ya lo sepa jugar. Para explicar y jugar un juego con gente nueva tengo muchas más opciones

Pax Pamir

Una de ellas seria este Pax Pamir 2ª Edición. Partida jugada con dos neófitos en el juego y que fluyo de p… madre. Hubo tortas, cambios de afiliación y una puntuación final en la que Setropo consiguió llevar a cabo una remontada espectacular. De Pax Pamir comentaré cosas más adelante, ahora quiero quedarme con una reflexión sobre los 3 Paxes (igual no se dice así) que más éxito han tenido.

En mi caso mi preferido es Pamir seguido de Porfiriana y como tercero se quedaría Pax Renaissance. Setropo opina justamente lo contrario y pienso que si tu favorito es o Pamir o Renaissance tu tercero será el otro, ya que comparten muchas cosas entre ellos. La manera de comprar cartas en el mercado, tener un mapa físico con piezas que no son de ningún jugador, cartas con acciones que se pueden realizar una vez entran en juego. ¿Vosotros que pensáis? Es una pedrada mía o estáis más o menos de acuerdo.

London

 

El señor Wallace aparece por esta entrada con la segunda edición de London. Un juego con un arte increíble y con un precio super atractivo. Es un juego que me encanta, con 4 acciones disponibles, una de ellas bastante residual, consigue un juego casi redondo, mi única pega es que sin jugar metros tienes muy difícil ganar, es una carta muy potente. Me centre desde el principio en controlar la pobreza, intentando estar siempre por debajo de 5 unidades. Tanto Jesus como Setropo ampliaban la ciudad y la hacían funcionar para conseguir un buen motor económico que es lo verdaderamente importante en este juego.

Al final tener 3 prestamos no devueltos me hizo perder 21 puntos y la partida. Tienes que tener todo super controlado.

Brass: Lancashire

Otro juego de Wallace y otra segunda edición. Brass es el mejor juego del autor ingles y uno de mis favoritos de siempre, aunque ahora mismo prefiero su versión 2.0. Como casi siempre en mis partidas de Brass me tiro a hacer conexiones y el 70% de mis puntos vienen de ahí. El resto lo intento sacar en la primera era de un par de ventas y alguna factoría para en la época de los trenes centrarme en construir minas y acerías. Esta vez me salio bien la jugada y terminamos la partida los 3 jugadores en 3 puntos. 112-110-109.

Root

Una reunión de este tipo no está completa si no se juega un Root. Estrenábamos la copia de Gixmo y nos citábamos en el bosque Max (Dinastia), Jesús (Marquesa), Gixmo (Vagabundo) y yo mismo jugando con la Alianza. Al ser el jugador inicial coloqué mis tres primeros tokens de Simpatía alrededor de Max para evitar que creciera muy rápido y buscar que me llenara el mazo de seguidores de cartas. Jesus con la Marquesa reculaba para hacerse fuerte en la zona sur del mapa buscando conseguir rápidamente los 10 puntos que le permitieran jugar una carta de dominación. Cosa que hizo en cuanto pudo y Gixmo se movía por el mapa evitando los palos, aunque alguno si que le dimos. La partida se aceleró cuando Jesús jugó una dominación y paso a ser el enemigo a batir. Turno tras turno tanto Max como yo conseguíamos evitar su victoria y de paso intentábamos que el vagabundo no cogiera velocidad de crucero.

Una vez controlada la Marquesa intenté que el Vagabundo perdiera el típico turno para recuperar todos sus tokens pero una carta de emboscada primero y dos tiradas malas después destruida mis ya diezmados ejércitos. El vagabundo no tuvo piedad de nosotros y se alzó con la victoria.

Pax Pamir

¿Qué? ¿Comó? ¿Otra vez Pax Pamir? Pues si, tenia que demostrar en la mesa de los mayores lo que había aprendido y aunque al final quedé el último creo que di la cara continuamente. En mi descargo he de decir que estuve primero hasta la mitad de partida y a un tris de ganar en la tercera puntuación. Tuve bastante mala suerte, ya que 3 de las cartas de puntuación se pusieron en juego justo después de mi turno.

Al principio de la partida las afiliaciones estaban repartidas entre las 3 facciones pero antes de la primera carta de dominancia ya estábamos los jugadores repartidos solo en 2 facciones. Y esto provoca una situación muy tensa y divertida a la vez. En tu turno tienes que intentar ponerte por delante tanto en tu apoyo a la facción como en tribus, espías colocados. Toda la partida estuve sin cartas políticas y eso hizo que mi corte no pasara nunca de 3 cartas. Al final empate por el primer puesto y empate por el último puesto.

An Infamous Traffic

IMG_20200308_015216-01

Un cacho más arriba hago una diferenciación entre el click que hacen los juegos en tu cabeza. Este Infamous Traffic entraría en el último tipo. Se había terminado la partida y ni Max ni yo habíamos visto Matrix, y eso que para los dos era nuestra segunda partida. Terminábamos la noche temática de Cole con el juego editado por Holland Spiele, un juego sobre el comercio del Opio en la China a principios del S. XIX.

La base del juego es hacer crecer tu empresa a base de formar cadenas completas de personajes. La partida salio rara, ya que solo se completaron dos cadenas y las 4 empresas estábamos jodidas de pasta. En esta situación Gixmo fue el que mejor rédito sacó.

Se quedaron en el tintero alguna partida a Bus, Barrage y Argent, esas ya serán para el siguiente sarao.

 

Perdón por el rollaco y demás. Veo que estoy algo oxidado en esto de escribir mis sensaciones sobre las partidas/juegos que he jugado. Un saludo

3 comentarios sobre “Ayer jugué a….GixmoCon2020 edition

  1. ¿Dices que no vas a volver a explicar juegos que no sean nuevos? Jajaja, ¿es que vas a dejar de jugar con Ricardo?
    Buen resumen de la quedada.

  2. ¡Qué jornada!
    Tanta joya lúdica en un fin de semana impresiona.
    ¿Cómo no sentir envidia?
    🙂
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s